Fattering Calves

CEBO DE TERNEROS

Cebo de terneros frisones

 

Nuestro objetivo: Conseguir un producto de calidad que cumpla los requisitos y exigencias de cada cliente.

 

 

Cebo intensivo

Hay distintas modalidades de cebo. Las condiciones climatológicas, la división parcelaria y nuestra localización determinan que el cebo intensivo sea el adecuado para criar nuestro ganado. Sus características: la estabulación de los animales y el suministro de pienso, forraje y agua a libre disposición.

 

Alimentación

La positiva repercusión de una materia prima de calidad es una de nuestras convicciones. Utilizar harina de soja de alta proteína, vigilar la calidad del grano de la cebada, utilizar aceites vegetales de calidad, aceite de soja, y trabajar con un buen salvado y garrofa para los más pequeños. Controlar el tamaño de la molienda, analizar la homogeneidad de la mezcla, tomar muestras de manera rutinaria para vigilar que los índices de composición del pienso sean correctos, también es parte de nuestro oficio como ganaderos. Un pienso que es complementado por forraje de temporada en las mejores condiciones para que el animal realice la rumia.

 

El agua es el tercer elemento con el que se alimentan.

Hay que tenerla limpia y controlada, porque puede ser un importante foco de infección, por ello disponemos de un sistema de depuración de agua para eliminar las impurezas.

 

Cebo

 

Claves

Buscar la máxima rentabilidad en el momento de venta del animal. Hay que tener en cuenta estos tres factores:

  • El consumo de pienso respecto a la reposición. La raza frisona tiene unos buenos índices de reposición pero tiene el problema que a cierta edad la conversión empieza decaer con mucha rapidez.
    El precio del kilogramo de venta. Según el precio que pueda ofrecer cada cliente y el tamaño de animal que exija, hay que determinar cuál es el tipo de animal que nos conviene vender.

  • El tiempo de estabulación. No hay que olvidar que tenemos un capital inmóvil que amortizar. Las plazas ocupadas en una explotación tienen que estar creando valor añadido.

 

 

Atención sanitaria

Ternero FrisónDiariamente se inspeccionan todas las cuadras para ver el estado de los animales. En el caso de que haya algún ternero enfermo, se le aplica el protocolo sanitario establecido por el responsable veterinario, de acuerdo a los síntomas del animal. Estas actuaciones son recogidas en un programa informático para poder tener así disponible el historial del animal.

 

A su vez se almacenan en el libro de registro de tratamientos para tener al día los datos de trazabilidad sanitaria de cada animal.

 

Condiciones de estabulación

Los terneros tienen un comportamiento gregario, viven en manada. En cada establo se establecen unas jerarquías. Esta peculiaridad hay que tenerla en cuenta a la hora de diseñar una cuadra. Tienen que tener el suficiente espacio de alimentación para que la competencia dentro de la cuadra no perjudique a su reposición. Al diseñar un establo hay que contemplar la facilidad con la que se van a poder desarrollar las labores de limpieza, el movimiento de animales y el reparto de la cama